Ser mamá de nuevo: nacimiento de mi tercer hijo

Ser mamá de nuevo: nacimiento de mi tercer hijo

sermadre_1

 

Ser mamá de nuevo: el nacimiento de mi tercer hijo

Me ha costado un poco volver, ser mamá de nuevo me ha supuesto adaptarme y aprender a cuidar de mi renovada familia pero aquí estoy, preparada para esta nueva y muy ilusionante etapa de mi vida.

He pensado mil y una maneras de volver: alguna sesión de clientes que aún no te he enseñado, una sesión de mi familia antes de que naciera Samuel, sus primeras fotos bonitas en casa… Pero al fin y al cabo no deja de ser algo profesional y lo que más me hace ilusión contarte hoy es la experiencia de mi tercer parto.  Disculpa las “churrifotos” hechas con el móvil, no son profesionales, son una selección de las que fuimos haciendo sobre la marcha en el hospital para que se queden en nuestra familia siempre como recuerdo.

Ser mamá de nuevo:

El final de mi embarazo ha sido cansado, muy cansado. Por un lado, me preocupaba que Samuel naciera sin contratiempos y que mis otros dos pequeños no sufrieran con el cambio que se nos venía encima. Además me centré en preparar todo, en hacer ejercicio para estar fuerte para el parto, en dejar todo el trabajo terminado, en tener mi casa perfecta para la llegada de un bebé y cumplir con el máximo de compromisos hasta el último día…

Ha sido agotador pero he de decir que bajo mi nueva forma de ver las cosas  (cuídate, quiérete y piensa más en tí misma/o) he ido soltando lastre y he dicho NO a muchas cosas para preocuparme sólo por lo importante. Sí, sí, aunque parezca mentira a mis 36 años he aprendido a decir NO y estoy encantada con el cambio.

MI NUEVO LEMA: Cuídate, quiérete y piensa más en tí misma/o

En este tercer embarazo decidí que fueran otros médicos los responsables de mi parto, Candela pesó al nacer 4 Kg y Mateo 4,5 Kg, fueron partos muy difíciles y había perdido la confianza en el médico que me atendió, no dudo que sea un gran profesional, simplemente por su falta de atención pasé por dos partos horribles y no quería que Samuel viviera otro igual.

Los nuevos médicos han sido la Dra. Bellón y el Dr. García Santos, ahora que ha nacido Samuel me he dado cuenta de lo mucho que he ganado con el cambio. Me han escuchado, me han tratado con un cariño que no es fácil encontrar en una consulta y el parto fue una experiencia que nada tuvo que ver con los anteriores.

Fui MUY pesada todo el embarazo porque no quería que Samuel engordara tanto como sus hermanos y sufriera en el parto y al final escucharon mis plegarias y la inducción me la hicieron en la semana 38.

¡Qué bendición! Pasaron más de quince horas desde que entré en el hospital y tuve horas muy duras (más de cinco) con contracciones fuertes pero no efectivas cada minuto (el Propess después de 8 horas no me funcionó…) pero mi marido, las dos matronas y los médicos me cuidaron muchísimo en todo momento y el expulsivo aunque me pilló sólo con una raya de batería fue… sin dolor y maravilloso, pude ver cómo salía mi niño a través de un espejo que me ponía la matrona y cuando ya estaba su cabecita fuera y le vi su carita la Dra. Bellón me dijo, ¿te gustaría sacar a tu bebé?, Fue tan emocionante, un último empujón, me incorporé, le sujeté por debajo de los brazos y por fin pude abrazar a mi bebé.

No tengo palabras suficientes para describirlo… y encima… no me dieron ni un punto.

No sé cómo voy a agradecerles cómo se portaron con nosotros.

 

sermadre_3

 

Así nació Samuel, a las 23.30, con 3,5 Kg, 52 cm y el hambre de un león. Hicimos varias horas de piel con piel y él solito fue reptando hasta el pecho y empezó a mamar con una fuerza increíble.

Esa primera noche no fue al nido porque se hizo tarde y me dio pena,  entre mirarle cada minuto para verle y que seguía con el subidón del parto no dormí prácticamente nada.

Qué rápido los quieres, con sus hermanos me pasó exactamente igual, al mirarlo por primera vez ya lo supe, esos ojos, esas manitas, ese olor… Nos pasarán mil cosas pero este amor durará para siempre.

Ser mamá es un milagro  tan alucinante que no quiero que se borre de mi cabeza nunca

 

sermadre_4

 

Los dos días siguientes que pasamos allí fueron tan dulces que se me pasaron volando. Lo mejor, la llegada de sus hermanos al hospital, entraron con cara de susto a la habitación, vinieron a abrazarme y tras unos cuantos achuchones de papá y mamá sus caras se relajaron. Les pregunté si querían coger a su hermano y esto fue lo que vivimos:

 

sermadre_5

sermadre_7

sermadre_6

 

Fue muy emocionante.

Mi reflexión de hoy y de este momento tan increíble que estoy viviendo es que con cada hijo tu corazón no se divide si no que se vuelve más grande.

Y para terminar, la actriz Meryl Streep dijo algo sobre la maternidad con lo que me siento muy de acuerdo:

“La maternidad tiene un efecto humanizador: Todo se reduce a lo esencial”

Y tú? Guardas un buen recuerdo de tu parto?

Gracias por alegrarte conmigo, nos vemos la semana que viene.

 

¿Quiéres apuntarte a la newsletter para enterarte de todo lo que pasa por aquí?

He leido y acepto la política de privacidad

De conformidad con lo establecido en la normativa vigente en Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que sus datos serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de MONICA REVERTE DONIS con NIF: 07242482-N y domicilio social sito en: C/ OCEANO ATLANTICO Nº37, 28860 PARACUELLOS DE JARAMA - MADRID, con la finalidad de atender los compromisos derivados de la relación o contrato existente o futura, entre ambas partes. En cumplimiento con la normativa vigente, MONICA REVERTE DONIS informa que los datos serán conservados durante el plazo: LEGALMENTE ESTABLECIDO en cumplimiento de: NORMATIVA LEGAL VIGENTE.

 

Puedes valorarme
2 Comments
  • Beatriz
    Posted at 15:07h, 27 abril Responder

    Qué bonitos recuerdos debes tener almacenados.
    Sí, mi parto fue precioso. Me había preparado mucho y quería dejar que la naturaleza actuase por sí misma. Es un proceso fisiológico que yo quería vivir como tal. Me informé de los lugares en los que el parto se respetaba y se intervenía sólo respetando las decisiones de los padres. Esperé hasta la semana 41 que fue cuando Seán decidió que estaba listo. No necesité oxitocina y dilaté como una campeona. El expulsivo duró 3 horas, venía con 4 kilos y gracias a Nines, mi matrona en el Hospital MarinaSalud de Dénia, tuve el parto que quería. Le estaré agradecida de por vida. Trabajó mi ánimo de mil maneras, trabajó en silencio, con palabras escuetas, miradas y posturas. Me dejó 3 horitas piel con piel con mi pequeño y él solito a los 10 minutos ya estaba enganchado.
    Importante prepararse, mi experiencia fue buena en masnatural y también en hospitales como el de Torrejón. El parto es nuestro. Un abrazo fuerte y gracias por compartir.

    • Mónica
      Posted at 18:24h, 27 abril Responder

      La verdad es que sí, es de las cosas que se graban en la cabeza con más fuerza. Qué bueno tu parto, aunque tres horas de expulsivo debió ser durísimo. A mí se me da mal y mis partos son muy duros pero en cuanto cojo a mi bebé en brazos se me pasa todo y me acuerdo sólo de las partes buenas. Estoy de acuerdo en que hay que ir física y mentalmente bien preparadas. Muchas gracias por contármelo, Seán es un sol!!!! Cuándo los presentamos? Tengo muchas ganas de verte y darte un abrazo enorme!!! Cuídate mucho profe!

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies